PILATES ¿MARCA REGISTRADA?

PILATES ¿MARCA REGISTRADA?

 

 

 

logo-pilates-web

 

 

 

 

 

PILATES, ¿MARCA REGISTRADA?

¿Te imaginas que el nombre “PILATES”  fuese una marca registrada y para usarlo cualquier Estudio o Gimnasio o Profesor del método tuviese que pagar un derecho de uso al propietario de la marca?

265686_218821974818048_109646462402267_720604_3711186_oJoseph H. Pilates creó el método que él llamo Contrología para la Humanidad en su conjunto.  Estaba tan seguro de sus beneficios que en ningún momento pensó en patentarlo ni en registrar su nombre como una marca comercial.  La Contrología es su legado para el mundo.

Pues bien, el caso es que desde 1992 hasta 2000 “PILATES”  estuvo registrado en la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos a favor del empresario Sean Gallagher, y nadie sin permiso del dueño de los derechos podía hacer uso de “PILATES” sin pagar por ello o sin librarse de una demanda judicial.

Afortunadamente, en Octubre de 2000, y después de 4 años de litigio, la Corte Federal de Manhattan falló a favor de la revocación de toda patente y marca registrada y estableció que la palabra PILATES define un particular método de ejercicios como por ejemplo las palabras YOGA y KARATE y por lo tanto no podía ser registrado a favor de nadie.

Volvamos unos años atrás para saber un poco más de esta historia.  pilates02Cuando Joseph H. Pilates falleció en 1967, su esposa Clara se hizo cargo de “The Pilates Studio”  en la Octava Avenida de Nueva York, y nombró a Romana Kryzanowska directora en 1970 aproximadamente.  Romana había estudiado con Pilates en los años ’40, y después de una larga estancia en Perú volvía a su estudio.

page

Otros estudiantes de Pilates abrieron sus estudios con la bendición de Clara Pilates:  Ron Fletcher se estableció en Beverly Hills, Carola Trier se estableció años antes con el permiso de Joseph en Manhattan, Kathy Grant abrió su estudio en Manhattan, y luego enseñó “Pilates” de manera oficial en la Universidad Estatal  de Nueva York. Lolita Sanmiguel enseñó Pilates en el Ballet Concierto de Puerto Rico.

Además Lolita Sanmiguel y Kathy Grant fueron las dos únicas personas certificadas oficialmente por Joseph H. Pilates a través de la Universidad Estatal de Nueva York.

Eve Gentry abrió su estudio en Santa Fe, Nuevo México; Bruce King se quedó en Manhattan; Mary Bowen, psicoanalista, se estableció en Northampton, Massachusets.

A partir del traslado de Ron Fletcher a Beverly Hills, y su introducción de Pilates a las estrellas de cine y demás celebridades, el método Pilates dispara su popularidad y a finales de los ochenta empieza su expansión mediática y el público en general entra en contacto con Pilates y sus extraordinarios beneficios.

Mientras tanto, en el original Pilates Studio, las cosas van cambiando.  En 1976, Clara Pilates fallece y se hace cargo del negocio Romana Kryzanowska, que a mediados de los ochenta lo vende a una empresa llamada Aris-Isotoner, que a su vez lo traspasa a Healite, empresa que hunde el estudio en 1989.

En Agosto de 1992, Sean Gallagher, compra el inoperante “Pilates Studio”, que llevaba 3 años cerrado, y poco después comienza a demandar a multitud de instructores de Pilates. Sean Gallagher se basaba en que su derecho a monopolizar el nombre de “Pilates” lo adquirió al comprar el “Pilates Studio”, cuya antigua propietaria, Romana Kryzanowska, según Sean Gallagher, fue “la elegida” por Joseph H. Pilates para ser su sucesora.  De esta manera, según Gallagher, todos los otros profesores que estudiaron con Joseph, eran meros impostores y enseñaban “algo” que no podía ser llamado “Pilates”.

Muchos profesores intimidados por Gallagher, dejaron de llamar “Pilates” a lo que enseñaban, otros comenzaron a pagarle por usar “Pilates”. En ambos casos claudicaron al no poder hacer frente económicamente a los gastos de un posible litigio para recuperar su “derecho” a usar el nombre de Pilates.

 Así paso el tiempo, hasta que en 1996, Sean Gallagher, exigió también a la empresa Balanced Body (antes Current Concepts), que dejase de usar el nombre de “Pilates” o que le pagase una parte importante de sus beneficios.

Balanced Body llevaba fabricando los aparatos de Pilates desde 1976, y era referente en la extensa comunidad de Pilates que se había formado ya por aquellos años.

Ken Endelman, presidente de Balanced Body, junto con un número importante de la comunidad de Pilates, encabezados por Deborah Lessen, decidió plantar cara a Sean Gallagher.

Sean Gallagher demandó a Balanced Body, y comenzó así un período de litigio de 4 años que finalizó con un juicio de 11 días, que terminó con el resultado conocido: “Pilates” es el nombre de un método de ejercicios que no puede tener dueño.

200249331-001

En el juicio testificaron los discípulos directos de Pilates: Romana Kryzanowska, Ron Fletcher, Kathy Grant, y otros muchos profesores que llevaban enseñando “Pilates” durante décadas.

Sean Gallagher fue también condenado por fraude al falsificar documentos ante la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de Estados Unidos para conseguir su objetivo.

La decisión judicial de 2000 marcó el comienzo de la explosión definitiva del método Pilates. Muchos profesores, que hasta entonces enseñaban Pilates a escondidas pudieron promocionarse debidamente. Además de Balanced Body, otros fabricantes de aparatos de Pilates pudieron también trabajar  de manera “legal”.  Escuelas de enseñanza de Pilates comenzaron a salir al mercado para ofrecer sus enseñanzas sin temor a una demanda judicial.

Cuando Joseph H. Pilates murió en 1967, la Contrología era una gran desconocida para el público en general. Su método era conocido en la comunidad de la danza, entre actores y gente de la alta sociedad que entrenaban en su estudio.

Joseph creía fervientemente en su método, y deseaba que se enseñase en las escuelas y en los gimnasios, y soñaba con el día en que “Pilates” fuese algo habitual en la vida diaria de las personas.

 “Estoy 50 años adelantado a mi tiempo”, dijo Joseph en cierta ocasión. Tenía razón.

Hoy, millones de personas practican Pilates en todo el mundo, y las cifran crecen cada día, sus beneficios son aceptados y reconocidos por todos y gracias a la lucha de personas como Ken Endelman, Deborah Lessen, y otros muchos más que creen firmemente en el método Pilates y que tuvieron el coraje de luchar sin cuartel, el sueño de Pilates se está convirtiendo en realidad.

GRACIAS.       pma-certified2

JUAN MARÍA CARDENAL       -  PMA CERTIFIED Nº 11097  

MARISOL HERNANDO              -  PMA CERTIFIED Nº 11249 

                                                   

                                                 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.